Lienzo de una mujer que espera, humor en una realidad agónica

Foto: Pepe Murrieta.

Lienzo de una mujer que espera’, humor en una realidad agónica

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/04/22/1731990/lienzo-de-una-mujer-que-espera.html#storylink=cpy

Especial/el Nuevo Herald

La cartelera teatral de Miami es un reflejo de la ciudad, heterogénea en esencia y sorprendente por naturaleza. Lienzo de mujer que espera es la obra que Akuara Teatro propone los viernes de este abril que casi termina.

La obra de un acto, escrita por Alfredo Troche y Jorge Lugo, viaja desde Teatro Rumbo (Pinar del Río, Cuba) y cuenta la historia de Esperanza Aguilar, sus penurias, sueños y pasiones tras ser abandonada por su marido durante el éxodo de 1994. Jorge Lugo además de ser coautor de la obra, la dirige y actúa.

La inmediatez de soluciones en la vida cubana se refleja en el texto de frases cortas, epidérmicas, aparentemente triviales, que conforman el mosaico que es hoy Cuba, donde para algunas generaciones la bonanza estuvo y pasó junto a los soviéticos. El tema recurrente en la dramaturgia cubana contemporánea ha sido (y creo que sigue siendo) representar la sociedad abocada a lo inminente, a un presente excluyente de cualquier otro tiempo y este es un retrato sepia de una realidad descolorida y turbulenta. El texto apela a las carencias, a la esperanza y a la cotidianidad de las familias cubanas, donde aparecen y desaparecen personajes marginales, extranjeros, familiares o amigos que van convirtiendo la despedida en un elemento inherente y aún creciente de la realidad nacional.

Aunque el texto adolece de una estructura dramática coherente, dibuja la vida con crudeza y la matiza con buenas dosis de humor. Lugo se transforma en Esperanza, Felicia y Felipe con sorprendente naturalidad. Se trata de un actor que maneja su personaje con destreza y nos pone al borde de la catarsis en incontables ocasiones, sin embargo juega con el espectador y lo sorprende con un gesto o una frase provocando la carcajada, parábola interpretativa dificil de lograr pero en la que en su caso sale airoso.

Lugo se apoya en una música incidental que ayuda a matizar la interpretación. Con una economía de elementos escénicos: la mesa y una silla desvencijada, una grabadora, los santos y el ron conforman el universo de Esperancita. La excelente caracterización del actor, unida a un cuidadoso estudio gestual de una mujer madura de barrio al borde de la marginalidad hacen creíble su personaje sin esfuerzo y lo muestra con el cuerpo, emoción y técnica.

El trabajo del actor en Lienzo de una mujer que espera invita a meditar entre risas sobre una realidad que por momentos se hace cercana y por otros ajena. El conmovedor final, las palabras de Esperanza golpeando las paredes del teatro, nos dejan con el sabor amargo del recuerdo y la nostalgia de algo que solo existe para nosotros desde la lejanía. • 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s