Huevos: entrevista a Ulises Rodríguez Febles.

La obra “Huevos” demuestra que la herida de Mariel continúa abierta

La pieza plantea las culpas y trata de sanear el dolor con un análisis psicológico

Fotos: Ulises Regueiro.

La huella traumática del éxodo de Mariel regresa a la palestra con Huevos, una pieza escrita por el escritor cubano Ulises Rodríguez Febles y representada en la sala Akuara, bajo la dirección de Alberto Sarraín.
En principio, el texto plantea el reencuentro de un joven con los demonios en la isla y narra el proceso relacional que define su catarsis personal, 10 años después de haber sido vejado por las turbas dirigidas por el Gobierno cubano, durante los tristemente célebres sucesos de 1980. Rodríguez Febles visita Miami y respondió las preguntas de DIARIO LAS AMÉRICAS, acerca de la obra.
¿Cómo el personaje central, Oscarito, afronta esos recuerdos? Los mítines de repudio, las ofensas y el bombardeo de huevos.
Rodea la casa del hombre que dirigió esos mítines con cajas de huevo. Éste es el punto de partida, el estímulo dramático y humano, que desata una serie de interrogantes, que cuestiona y polemiza a cada uno de los personajes y sus actitudes.
La sinopsis anticipa “es una aproximación a ciertos conflictos que han marcado a generaciones de cubanos, como el exilio, el reencuentro familiar, el olvido, la nostalgia y la culpa ¿cómo plantea esos temas?
Desde el dolor, la culpa, las interrogantes íntimas y colectivas de una nación que vivió uno de los éxodos más dramáticos y trágicos de toda su historia. Es un texto que cuestiona, polemiza desde el lado humano, un acontecimiento colectivo. Escuchando los debates que han ocurrido con el estreno en Miami, me he dado cuenta que los traumas psicológicos de Oscarito resumen de alguna manera lo que vive en su memoria: el miedo a volver, las desgarraduras psicológicas de una salida abrupta y humillante, el saber que perteneces a un lugar y sin embargo le es ajeno. El complejo debate entre perdonar o no. El dolor y el odio.
La obra fue estrenada en Cuba en 2007 y aunque atiende las relaciones humanas, hay causas muy específicas, como la falta de libertades y las penurias económicas, que produjeron el triste capítulo 
En el teatro, la esencia es el ser humano, abocado ante las circunstancias históricas, que en el caso de Cuba son siempre eminentemente políticas y económicas. Las causas principales están en la complejidad de las situaciones que ocurrieron y lo trasformaron todo. En este caso abarcaron todos los rincones de la isla, situaron a la gente en las diversas posiciones y trasformaron el entramado social, las relaciones familiares y entre amigos. Incentivaron lo peor o lo mejor de cada uno. La obra refleja a los que se fueron y les tiraron huevos, a los que se quedaron y no lo hicieron, a los que se sumaron y fueron victimarios.
Huevos cuenta con las actuaciones de Enrique Moreno, Micheline Calvert y Liset Jiménez, entre otros. Funciones sábado, 8:30 p.m., y domingo, 6 p.m. Sala Akuara, 4599 SW 75 Avenue, Miami. Tel. 786 853 1283
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s