RITA MARTIN DESDE GRAFOSCOPIO.


Foto: Iván Cañas. Diseño Sandra Rincón.

Flores no me pongan: Última función
RITA MARTIN GRAFOSCOPIO/

Tras dos intensos fines de semana, hoy, 20 de noviembre, es la última función de la puesta en escena de Flores no me pongan. Hoy entonces, me toca compartir con este magnífico equipo, no sólo mi respeto y admiración, sino los mensajes que me han llegado sobre esta puesta.

Dirigida por Yvonne Arenal, Flores no me pongan se centra en los últimos minutos de la vida de Virginia Woolf, a partir de su Diario. Pero es al trabajo de Akuara Teatro al que la obra debe un nivel mayor de improvisación intertextual en que Virgina dialoga, entre otros, con Shakespeare. Con este trabajo, Arenal demanda una mayor interactuación entre espectador y actores quienes, siguiendo principalmente la vertiente del método brechtiano de distanciamiento, logran que el espectador transite de la emoción y el llanto al distanciamiento por medio de preguntas directas que se le hace y pide y logra su participación. El poeta Joaquín Galvez sabe que transita por diferentes tiempos históricos y de la mente, con una conciencia tácita de la obra y la personalidad de Woolf. Nancy Estrada (disenadora) y Adacha Bencomo (especialista en contabilidad) concentran su mensaje en la emoción que les transmite la espectacular actuación de Miriam Bermúdez. En Facebook, Adacha comparte con todos: “Miriam Bermúdez, divinaaaaaa! super convincente se desparramó por mis manos casi crujientes por momentos y por mi mente que trataba de estar abierta a todo entendimiento, Miriam que salva el decir de Rita. Mirian que nos dejo mudos por un buen rato sin que se sintiera aliento alguno en la sala”. La mención de Nancy del “aplauso largoooo” confirma la conmoción de la audiencia.

En CubaEncuentro en la Red, Nancy comenta: La actriz, Miriam, requetebuennnnnnaaaaa, profesional, creíble, real, mágica, conmovedora, exacta, justa intérprete para lo que humana, profesional y exquisitamente escribiste […] Hiram me dijo que sentía que el corazón se le salía del pecho y es que logras la expresión contemporánea, controversial como Virginia, como tú, como todo ser humano, todos nos sentimos alertas e identificados”.

Y esto último, vuelve, insiste, cuando hoy, recibo otro comentario de alguien nada relacionado con el mundo teatral ni con la historia de Virginia que me envía un mensaje agradecido de que ayer ella supo que Virginia puede ser ella misma, en su vida anónima, simple, sin ningún conocimiento del mundo teatral y que ahora se lanza a curiosear sobre la gran escritora inglesa.

Personalmente, estos comentarios me emocionan, pero sobre todo, me llenan de una alegría inmensa al saber del éxito de este equipo arriesgado en presentar en Miami un teatro anticonvencional al intuir que ya en la ciudad hay un público listo para la participación y el debate. Gracias a Akuara Teatro. Gracias una vez más a ese público miamense que me comparte sus experiencias y emociones de tan hermosa manera.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s